Mr Frank

Llevaba algunos meses viendo fotos de Mr. Frank en Internet y, para colmo, varias personas de las que me fío mucho me lo habían recomendado. Sin duda estaba tardando en ir.

Nada más poner un pie en el local, ya entra por los ojos. Toques cálidos por doquier, maderas, mimbre, azulejo, metal colorido, detalles reciclados y pallets dispuestos de una forma muy original. Un lugar cool, sin duda, pero sin descuidar la sensación de calidez y cariño por los detalles. La planta de abajo, abovedada, cuenta con ladrillo descubierto, porcelana, una bonita barra y una gran mesa de madera en la que tomar unas copas después de cenar.

 

Como en todo local con una decoración muy cuidada, me da miedo que "lo importante", es decir, la cocina, no esté cuidado en la misma medida. Sin embargo si ya de por sí mis ojos disfrutaban con lo que veían, mi estómago resultó aún más feliz con su propuesta gastronómica.

La carta no es muy extensa, aunque toca distintos palos, ya sean entrantes, carne o pescado, pero cuenta con suficientes opciones para encontrar tu media naranja. Mientras miras lo que quieres podrás ir picoteando un aperitivo que amablemente te ponen como cortesía. ¡Estos son los buenos detalles que me gustan!

Entre los entrantes había varias opciones interesantes, como el pulpo a la brasa (12€), varias ensaladas interesantes (7€) o croquetas (4,5€). Finalmente nos decidimos por estas últimas, para no llenarnos en exceso y dejar hueco a lo demás. Bien ricas y crujientes, con un relleno la mar de apetecible.


Para continuar, mi chico se decantó por la opción más carnívora, con un delicioso solomillo de buey con espárragos verdes y trompetas de la muerte deshidratadas (15,50€). Sin palabras... nos dejó absolutamente maravillados. Muy bien hecho y buena materia prima.

Yo escogí un tataky de atún rojo con mayonesa de soja y alga wakame (12€), un plato francamente espectacular en sabor y que sin duda recomiendo. Hacía siglos que no me gustaba tanto un tataky de atún. Sin duda, si me tengo que decantar por un plato, sería este.


Respecto a los postres, había varias opciones pero nos decidimos por el clásico coulant de chocolate. Rico, pero nada espectacular. No obstante, no es un mal cierre desde luego.

Con un precio medio de 20 a 25€ o un menú del día a 12€, Mr Frank es vuestro sitio si queréis un restaurante bonito para ir en pareja (o con unos cuantos amigos) y una buena relación calidad-precio.

Mr. Frank
c/ Jovellanos, 6 < M > Banco de España
Teléfono: 91 420 45 54 

Don't Stop Madrid - Los mejores planes de ocio de Madrid
 Síguenos en Facebook o Twitter 

Related

restaurantes 6726044926707938280

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu opinión es muy importante para nosotros! Déjanos un comentario :-)

emo-but-icon

¿Quién soy?

Mi nombre es Cristina y me encanta Madrid.

Don't Stop Madrid es un espacio para sacarte de la rutina y mostrarte todo lo que puedes hacer en Madrid. Es la diferencia entre conocer la ciudad y vivirla.

dontstopmadrid@gmail.com

Fútbol TV

Soy de la red Vice Digital

Soy de la red Vice Digital

Historial

Recibe tu newsletter

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

item