Noches en La Cañada: Gastronomía a precios asequibles

La verdad que cuando iba hacia La Cañada, no tenía muy claro que iba a esperarme ahí. Sabía que era del mismo grupo que la mítica Taberna La Bola pero... ¿acaso iba a comerme un cocido madrileño a las 10 de la noche? Por suerte no... soy de buen comer, pero llegar a tal extremo hubiese sido un suicidio para mi digestión.

Al llegar me encontré con un enorme caserón y una preciosa terraza llena de velas, música de ambiente y el sol poniéndose. El ambiente era perfecto así que quedaba lo más importante... su cocina. Al abrir la carta quedé gratamente sorprendida de la variedad y la propuesta gastronómica del local.


La cañada ofrece una carta para la noche basada principalmente en ensaladas, pinchos y raciones algo más contundentes. Los precios son mini, puedes cenar perfectamente por 15-18€ y pasar una noche muy agradable.

Yo y mis acompañantes movimos mucho el moflete aquella noche. La verdad que todo tenía muy buena pinta y queríamos probar de todo. Me gustó mucho el pincho de solomillo con cebolla caramelizada en pan de cristal (2 pinchitos - 3,50€). Mi preferido, la tosta de foie con manzana (4€ también dos raciones) es otra de mis recomendaciones. También recuerdo con lágrimas en los ojos las croquetas de rabo de toro (3,50€) y los buñuelos de morcilla (4,40€)

 

Como no solo de tostas vive el hombre, decidimos pedir platos más contundentes para completar. Nos decantamos por las mini hamburguesas de solomillo (2 por 7,00€), un plato que me encantó por la presentación con los aderezos (esos grandes olvidados): patatas, bacon, lechuga y salsas. Así si se prepara una buena minihamburguesa. Yo, que soy muu de carpaccio, disfruté mucho del carpaccio con parmesano (8,40€), muy adecuado para una cena de varias personas.


Para los que seáis golosos como yo, os recomiendo los postres, especialmente la tarta de chocolate, vainilla y crujiente de macadamia. DELICIOSA y a 4€. También me gustó (aunque no me enamoró tan locamente como la tarta), la filloa rellena de nata y chocolate caliente, la tarta tatín de manzana, el brownie con helado y el canelón de plátano y dulce de leche. Aunque claro está, para gustos los colores!


Esta maravilla para el paladar (y para la cartera) está situado a 500 metros de la ciudad financiera del Santander, en Boadilla del Monte. El ambiente era muy agradable pero como todo lo que está alejado de la ciudad... es recomendable ir en coche. No obstante hay parking, así que el aparcamiento no es un problema.

Las noches de La Cañada
Carretera Nacional M-501 KM 2.500. 
Boadilla del Monte
Martes a domingos de 21 a 2:30 horas
Teléfono: 91 633 12 83

Related

restaurantes 6356115048860539102

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu opinión es muy importante para nosotros! Déjanos un comentario :-)

emo-but-icon

¿Quién soy?

Mi nombre es Cristina y me encanta Madrid.

Don't Stop Madrid es un espacio para sacarte de la rutina y mostrarte todo lo que puedes hacer en Madrid. Es la diferencia entre conocer la ciudad y vivirla.

dontstopmadrid@gmail.com

Fútbol TV

Soy de la red Vice Digital

Soy de la red Vice Digital

Historial

Recibe tu newsletter

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

item