11 tabernas madrileñas (casi) centenarias que no te puedes perder

Cuenta la historia que cuando Madrid apenas superaba los 800.000 habitantes había más de 1000 tabernas. Vamos, que no es ningún secreto que a los madrileños nos gustan los bares. Y es que ir de bares es otra forma de disfrutar de la faceta más tradicional y castiza, ya que aún cuenta con muchos lugares con larga trayectoria que resumen la esencia de la ciudad.

Hoy rendimos culto a esas tabernas centenarias (o casi) en los que el vino, las tapas, el vermú y la cerveza son protagonistas junto con el paso de los años y la tradición.



La Ardosa

Calle Colón 13

Para hablar de este encantador lugar nos tenemos que remontar a 1892 cuando Rafael Fernández Bagena creó la cadena de bodegas La Ardosa, llegando a tener 30 establecimientos. Sin embargo el que aún disfrutemos de este trocito de historia es mérito de Gregorio Monje, de profesión carnicero, y su familia, que han llevado el legado hasta nuestros días.
Repleto de cosas, este casi gabinete de curiosidades es conocido por su vermú y sus exquisitos pinchos entre los que yo tengo que destacar su tortilla de patatas. Resulta curioso cuanto menos que para pasar al otro lado del bar o al wc haya que pasar por debajo de la barra, una experiencia muy típica en La Ardosa.



Casa Labra

Calle Tetuan 12

La Villa y Corte daba buena cuenta de su amor por las tabernas, entre las que Casa Labra, nacida en 1860 era uno de sus buques insignia. Seña de identidad de la ciudad, hoy por hoy sigue repartiendo alegrías entre los madrileños y visitantes que encuentran en sus croquetas de bacalao un buen motivo para hacer un alto en el camino mientras disfrutan del centro de Madrid.


Bodegas Ricla
Foto de 11870

Bodegas Ricla

Calle Cuchilleros 6

Dada su ubicación nos podemos figurar que estamos ante un lugar con historia. Fue en 1867 ni más ni menos cuando abrió este pequeñísimo bar que hoy por hoy resiste a la transformación del Madrid más para guiris. De este local es característico el color verde de su fachada y decoración y la peculiar columna en medio del local. Sus tinajas y múltiples botellas dejan bien claro que estamos ante la taberna perfecta para amantes del vino y el vermú.



Vinos, 2 de Sagasta

Calle Sagasta 2

Una gran fachada roja con la palabra VINOS presidiendo es la carta de presentación de esta sobria y sencilla taberna repleta de encanto que lleva sirviendo a los madrileños desde 1880. Sus dueños son un encanto y hacen del lugar un sitio especial que una vez conoces ya estás pensando en cuando volver. Una taberna sin complicaciones en los que matar el tiempo entre vino y vino disfrutando de una buena conversación.



El Anciano Rey de los Vinos

Calle Bailén 19

Cercano a la Catedral de la Almudena encontramos esta centenaria taberna de 1909, marcada por su clásica decoración, sus techos altos, espejos y columnas labradas y por supuesto, su llamativa e inconfundible fachada color rojo.
Buenos vinos, su especialidad “el regalillo de toro” o sus galletitas con vino dulce son alguno de los alicientes para visitar tantos años de historia en el corazón de Madrid.


Casa Camacho
Foro de www.madridcoolblog.com

Casa Camacho

Calle san Andrés 4

Malasaña es modernidad pero también tradición y Casa Camacho da buena cuenta de ello. Su interior es como adentrarse a un lugar donde el tiempo se ha congelado ya que su decoración ha permanecido idéntica a pesar del paso de los años.
Si algo es popular en Casa Camacho es su peculiar y famosa receta de “los yayos”. Vermú, ginebra y casera tienen la culpa.



Bodegas Rosell

Calle General Lacy 14

Un enorme y precioso mural de azulejo antiguo preside la entrada de esta tradicional taberna que data de los años 20, antiguo despacho de vinos a granel. Cada rincón grita a los cuatro vientos tantos años de historia que enamora a la clientela, por lo que no es de extrañar su omnipresente bullicio.
Y como tampoco es de extrañar, tanta tradición se refleja en su carta. Vinos por doquier y comida casera de toda la vida son los alicientes para disfrutar del ambiente más castizo.


Foto de www.dondeviajamos.com

Casa Gerardo

Calle Calatrava 21

Sus mármoles y grandes tinajas donde guardar al vino no pueden negar que nos encontramos ante un lugar con historia. En 1920 abrió sus puertas como almacén de vinos pero tuvieron que pasar muchos años hasta que el almacén se convirtiese en una taberna.
Los amantes de los vinos verán un lugar de culto en el que probar una oferta variada y de calidad.


Casa Mingo

Casa Mingo

Paseo de la Florida 34

Esta popular sidrería, siempre llena hasta los topes, bulliciosa y alegre data ni más ni menos que de 1888. Entrar aquí es retroceder en el tiempo, gracias a su decoración que conserva la esencia de la época, con sus grandes barricas, madera y botellas por donde quiera que mires.
Uno no se puede marchar de Casa Mingo sin probar su sidra artesana, sus callos, su cocido y por supuesto, su ración de pollo asado.


Foto de Pedro Rufo

Vinícola Mentridana

Calle San Eugenio 9

En plena zona de Antón Martín nos encontramos con esta pequeña joya nacida en 1920, cuya ubicación ya era bodega desde 1894. Durante muchos años fue regentado por la misma familia hasta que en el 99 fue alquilado a una mujer sueca que le dio un lavado de cara. Un lugar pequeño y recogido repleto de madera y presidido por una gran barra de mármol que nos invita a tomar buenos vinos y embutidos.


Tabernas centenarias en Madrid - Casa Julio
U2 en Casa Julio

Casa Julio

Calle Madera 37

No es centenaria, pero por poco. Su apertura data de 1921 por Julio Gil y hoy por hoy sigue regentada por la misma familia. Si por algo es famoso Casa Julio es por hacer riquísimas croquetas de distintos sabores, desde las más clásicas como las de jamón a queso azul, setas con puerro, picadillo, espinacas con pasas y gorgonzola, morcilla con membrillo o bonito con huevo y cebolla. Como curiosidad, Casa Julio se hizo internacionalmente conocida por servir croquetas a U2. ¡No hay fan de Bono y los suyos que no haya pasado por esta histórica taberna!


Related

madrid histórico 4897866502917894263

Publicar un comentario

  1. Mi taberna favorita es La Ardosa. He pasado muchas tardes a base de vermouth y pinchos

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante para nosotros! Déjanos un comentario :-)

emo-but-icon

¿Quién soy?

Mi nombre es Cristina y me encanta Madrid.

Don't Stop Madrid es un espacio para sacarte de la rutina y mostrarte todo lo que puedes hacer en Madrid. Es la diferencia entre conocer la ciudad y vivirla.

dontstopmadrid@gmail.com

Recibe tu newsletter

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Historial

Soy de la red Vice Digital

Soy de la red Vice Digital
item