CUATRODEOCHO, mitad bar, mitad restaurante

Con poquitos meses de vida (aunque muchos de bagaje ya que son parte del grupo de restauración Alcaravea) CUATRODEOCHO ha llegado para quedarse. Mitad barra de picoteo y cerveza y mitad restaurante, su secreto se basa en una extensa carta de cocina tradicional y mediterránea, un toque original y la continua intención de sorprender en cada visita con nuevos platos fuera de carta.

La sala es muy bonita, las mesas muy agradables, bien separadas e iluminadas. Cuenta con un servicio de mesa excelente y unos camareros atentos y rápidos. Nos topamos con una carta de varias páginas pero preferimos dejarnos aconsejar por platos que intenten plasmar la esencia del restaurante. Mientras devorábamos la cesta de panes mojándolos en aceite, esperamos nuestra selección.

Comenzamos con una deliciosa ensaladilla de gambas y un muy protagonista pulpo, auténtica estrella del plato. Un comienzo intenso pero nada pesado, que huye de la típica ensaladilla pesada repleta de mayonesa. Parece que habíamos empezado bien. La racha continúa con un carpaccio de tapilla de sabor fuerte y ahumado, pelín escaso pero delicioso. Sin embargo, los tallos de acelga roja con cola de cigarra que vinieron después no lograron estar a la altura.

Por suerte recuperamos con un original trampantojo. El capuchino de morcilla con crema de patata trufada, me permite disfrutar de sabores que son una perdición para mi en una sola cucharada. Un plato ligero (pese a lo que pueda uno imaginarse) y absolutamente delicioso. Le siguieron dos platos de mar, comenzando por unas cocochas de bacalao al pil pil con setas Portobello, jugosas y dignas de repetir una y mil veces… Sensación que también tuve con el chipirón relleno de verduras y jamón, con una textura sobresaliente.






¿Postre? Sí, gracias. Pasaron por las mesas con bandejas para mostrar los postres… y es que una imagen vale más que mil palabras. Por no caer en lo típico nos decantamos por un tocino de cielo y una cheesecake con dulce de leche. Caserísimos y dulces a más no poder. Habíamos acertado.

En resumidas cuentas, si buscáis un lugar agradable para cenar en pareja, con amigos con la intención de conversar largo y tendido o con la familia, aquí tenéis una excelente propuesta para quienes crean fervientemente que para comer bien no hace falta complicaciones. Yo, de momento, ya estoy con la mente pensando en cuándo voy a volver.




CUATRODEOCHO
Calle San Mateo 21
Teléfono: 91 447 42 25

Related

restaurantes 7135509133122301858

Publicar un comentario

¡Tu opinión es muy importante para nosotros! Déjanos un comentario :-)

emo-but-icon

¿Quién soy?

Mi nombre es Cristina y me encanta Madrid.

Don't Stop Madrid es un espacio para sacarte de la rutina y mostrarte todo lo que puedes hacer en Madrid. Es la diferencia entre conocer la ciudad y vivirla.

dontstopmadrid@gmail.com

Concurso el #Especialista

Recibe tu newsletter

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Historial

Soy de la red Vice Digital

Soy de la red Vice Digital
item