Bowl Bar, cuando la comida se come a cucharadas

Si estás buscando un sitio agradable y tranquilo para cenar por la zona de Arguelles y Moncloa hoy te quiero sugerir Bowl Bar, un original restaurante especializado en comida en bowl. 
 Situado en la Calle Quintana 28, Bowl Bar propone desayunos, comidas, meriendas o cenas en un formato curioso que supone una vuelca de tuerca a las recetas más tradicionales, y un homenaje a todos aquellos platos internacionales que solemos encontrar en formato bowl.



No pude probar lo relativo a desayunos, pero en la carta encontré tentadores zumos naturales y smoothies que iban desde las propuestas más healthy a propuestas directas a seducir a los más golosos como yogur o leche merengada. Si vas a la hora de comer, además de la carta podéis encontrar el “Bowl del día” con diversas opciones que incluyen bebida, pan y postre por 11,95 euros.

Para cenas, su carta propone curiosas reinterpretaciones en formato “bowl”, con bastantes propuestas para todos los gustos. Empezamos con un revolcón de tomates y quesos aliñados (frescos, queso curado, espuma de parmesano) con una vinagreta de trufa (7,50 euros). Buen empiece para los que como yo una ensalada de tomate sea siempre un must.

Después vinieron las prometedoras croquetas, cuya ejecución a mi parecer deslucía por el exceso de panko, que de hecho tuvimos que apartar. En el trío de croquetas en bowl encontramos de coliflor a la parmesana, txangurro y puchero. Personalmente aunque es un plato muy pedido, me lo saltaría… Aunque es cuestión de gustos.

Nos recomendaron la tortilla de patatas (6,9 euros) elaborada en bowl a base de capas, con boletus y trufa. Un plato aromático y jugoso. Seguimos con un steak tartar de carne de vaca gallega con helado de mostaza y crujiente de partisano (14 euros) que nos mezclaron en la mesa y que sin duda no me perdería.

Terminamos con un sabor exótico gracias al Nabemono de cangrejo de concha blanda frito con trufa, setas, verduras de temporada al estilo sukiyaki (14 euros). La sopa estaba deliciosa como para tomarlo acompañado con unos noodles, que personalmente me faltaron para hacerlo un plato destacado.

Para el postre tienen una deliciosa tarta de queso que necesita 30 minutos para hacerla. Merece la pena no saltárselo, así que pídelo desde el minuto 1 que pongas un pie en Bowl Bar.





El precio medio rondará los 25 euros con raciones muy generosas perfectas para compartir. La atmósfera es tranquila y relajada, lo que lo hace un lugar idóneo para una buena cena charlando con pareja o amigos y ponerse al día. La atención es agradable y te hacen sentir como en casa. Buena opción si estás por la zona.

Bowl Bar
Calle Quintana 28
Teléfono 91 502 36 25

Related

restaurantes 412759599655346338

Publicar un comentario

¡Tu opinión es muy importante para nosotros! Déjanos un comentario :-)

emo-but-icon

¿Quién soy?

Mi nombre es Cristina y me encanta Madrid.

Don't Stop Madrid es un espacio para sacarte de la rutina y mostrarte todo lo que puedes hacer en Madrid. Es la diferencia entre conocer la ciudad y vivirla.

dontstopmadrid@gmail.com

Recibe tu newsletter

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Historial

Soy de la red Vice Digital

Soy de la red Vice Digital
item