Vacaciones diferentes: Recorre el Valle del Lozoya en caravana

En estos momentos el presupuesto que dedicamos a las vacaciones es, por desgracia, mucho más reducido del que nos gustaría. Sin embargo, no en tiempos de crisis estamos dispuestos a  quedarnos en casa en vacaciones.

Si no hay pasta para lujosos hoteles con todo incluido en primera línea de playa ya es hora de que apuestes por otro tipo de turismo, un turismo de aventura, rural y divertido en el que llevarás la casa a cuestas. ¡Vacaciones en caravana!


La ventaja es que tendrás plena libertad para ir a donde quieras, cómodamente y sin ataduras. ¡Tú marcas las reglas! Diversos medios como la revista Conde Nast Traveler ya se hacen eco del llamado "slow travel", una forma de viajar diferente, sin prisas en el que lo importante es mimetizarse con el lugar, sus paisajes y sus costumbres.

Hace unos meses os hablé de los preciosos bosques y parques naturales de Madrid y alrededores así que... ¿Por qué no disfrutar de unas vacaciones diferentes a bordo de una caravana por los paisajes que nos rodean?

Antes de nada hazte con un buen material de aventura (yo siempre recurro a Decathlon), mira una caravana que se ajuste a tus necesidades en función del número de personas que se apunten a esta aventura, y si tienes dudas puedes ver modelos e informarte en sitios como Campanda. Además, si quieres saber siempre qué hacer es muy importante tener buena cobertura en cualquier momento.

Yo os propongo recorrer el Valle del Lozoya en plena sierra de Madrid, una zona repleta de atractivos, perfecto para pasar una semana de vacaciones cerca de la ciudad, pero a la vez, totalmente relajados y aislados, disfrutando del encanto del campo y sobre todo de la libertad de viajar en caravana.

La zona da para mucho, especialmente si eres un amigo de la montaña. Aquí encontrarás el Peñalara, la montaña más alta de Madrid, una ruta preciosa y que además no cuesta mucho subirla, así que no hay que preocuparse si no estás muy entrenado en trekking.

La laguna del Peñalara – Foto de Paco Farero

Otro buen plan es recorrer los pueblecitos de la zona, como Buitrago de Lozoya, un pueblecito declarado Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Nacional. Tampoco puedes pasar de largo Rascafría, y su precioso Monasterio de Santa María del Paular, o la Ruta de las Cascadas del Purgatorio, uno de los paisajes más bonitos de toda la sierra.  En estos pueblos podrás comer auténticas delicias en mesones y restaurantes con solera, como el Corralón del Embalse, un antiguo pajar rehabilitado junto al Embalse de la Pinilla o La Tejera de Lozoya, situado en la Gargantilla del Lozoya.

Además de pueblos, restaurantes y montañas, es también un planazo agarrar la caravana y disfrutar de las Presillas, las Piscinas Naturales de Rascafría, una zona recreativa con praderas, piscinas naturales y vistas al Peñalara. Un plan perfecto para pasar un par de días disfrutando de la naturaleza.

A su vez, podéis optar por hacer diferentes actividades por la zona, como puenting, piragüismo, rutas en mountain bike, parapente… ¡Tú marcas tu ritmo!

Piscinas naturales en Rascafría – Foto de vayaplaya.com

La zona es absolutamente preciosa y muy recomendable y lo mejor de todo es que al ir en caravana, podrás recorrerla a tu aire, sin estar pendiente de nada más que de disfrutar tu viaje.

¡Recorre la sierra de Madrid y disfruta de tus vacaciones de una forma totalmente original!

Related

viajes 1817209866330015966

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu opinión es muy importante para nosotros! Déjanos un comentario :-)

emo-but-icon

¿Quién soy?

Mi nombre es Cristina y me encanta Madrid.

Don't Stop Madrid es un espacio para sacarte de la rutina y mostrarte todo lo que puedes hacer en Madrid. Es la diferencia entre conocer la ciudad y vivirla.

dontstopmadrid@gmail.com

Fútbol TV

Soy de la red Vice Digital

Soy de la red Vice Digital

Historial

Recibe tu newsletter

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

item